Medio Digital

6/recent/ticker-posts

Anuncio

Jorge Palacios, el goleador que nunca se rinde

A Jorge Palacios Ávila tenían que irlo a ver a su casa para que salga a jugar. Se juntaba con sus amigos en el barrio Santa Fe de Manta y se iba a pelotear. El destino era una cancha de cemento y ahí jugaba índor. El talento lo tenía desde pequeño. Enrique Mendoza fue su primer entrenador y él creía que aquel niño de siete años tenía pinta para dar de qué hablar en el futuro. 

jorge palacios jugador del aucas de quito
Jorge Palacios, delantero. 

Pero a Palacios no le gustaba entrenar, le pesaban las piernas para ir a las prácticas, no quería saber nada de los trabajos físicos, sólo quería jugar y hacer goles. Llegó a convertirse en el delantero más eficaz del equipo. Incluso, Mendoza hasta lo iba a ver a hasta su casa para llevarlo a los partidos. Un año después, cerraron la escuela municipal en la que recién se comenzaba a forjar. 

Una etapa dolorosa de Jorge fue cuando sufrió el fallecimiento de su papá. Anímicamente lo derrumbó y no quiso saber más de estar en equipos de fútbol. La canchita de su barrio lo acogió y vivió tardes maravillosas porque en aquel lugar se cansaba de hacer goles. También defendió en los intercolegiales al 4 de Noviembre y al Técnico Luis Arboleda Martínez. 
 
jorge palacios de niño
Palacios cuando era un niño.

Ya lo estaban tentando para que vaya al Manta. No iba porque se divertía más donde se encontraba. Hasta que siete años después llegó el día en el que sabía que su instinto goleador estaba para subir escalones. Por fin se presentó en el cuadro "atunero". Asistió a las pruebas de la Sub-16, categoría dirigida por Auro Pico. No lo escogieron. 

Palacios no desistió. Él sabía que tenía la capacidad para estar en el equipo. Hizo otra prueba y esta vez fue en la Sub-18. El entrenador Johnny "Matraca" León se sorprendió porque Jorge hizo tres goles y sólo tenía 15 años. Fue su boleto de entrada al Manta. Aunque había un problema y era la estatura y el físico pequeño de él en comparación con los jugadores de más edad.

León conversó con Pico para que lo acepte en su categoría. Palacios pasó momentos duros y felices. Recuerda que llegó a perder la titularidad en la 18 y que además ya no era convocado para los partidos. Pero él seguía firme y entrenando en silencio: "Yo nunca bajé los brazos. Sabía lo que quería", declaró. Tuvo su premio cuando en 2011 ascendió a las reservas y ahí hizo 14 goles. A mitad de año lo subieron al equipo de mayores. Su carrera crecía como espuma.

JORGE PALACIOS DEBUTÓ CON GOL EN LA SERIE A

Los delanteros del Manta andaban ineficaces frente a la portería. El colombiano Armando Osma, técnico de los "atuneros", estaba necesitando un delantero que estuviera fino. Vio que Palacios, de 17 años, hacía goles en las reservas y le dio la chance en un partido contra Liga de Loja. Jorge estaba muy nervioso por saber que iba debutar en la Serie A.

Aparecieron los más experimentados como Elio Lastra, Efrén Mera y Christian Márquez para darle consejos. El duelo se disputó en el Monumental porque el estadio Reina del Cisne estaba inhabilitado. En 45 minutos, del primer tiempo, hizo un gol. Sin embargo, una contractura muscular lo obligó a salir de la cancha: "Creo que me pasó eso por los nervios que tenía. El profe me dijo que había cumplido y eso me motivó", declaró. Es un partido que nunca olvidará.

jorge luis palacios ávila delantero del manta fc
Palacios (izq.) celebra el gol que hizo en su debut profesional.

En 2012 se mantuvo en el equipo principal. Para 2013 lo bajaron a las reservas y parecía que iba a ser un mal año, pero Palacios se volvió a fortalecer en la parte mental: "Quedé goleador del campeonato de reservas. Lo tomé como una ayuda que me hayan bajado porque maduré", manifestó. En 2014 volvió al cuadro de mayores e hizo ocho goles en la A. Aunque a final de la temporada el club descendió a la B. Para 2015 sufrió una grave lesión y lo apartó de las canchas por seis meses. Otra vez tenía que comenzar de cero.

En 2016 ya estaba recuperado y regresó con la cinta de capitán del Manta. En ese año se convirtió en el goleador del torneo, con 22 anotaciones. Su carrera con el elenco mantense duró hasta 2018. En la temporada pasada pegó su primer salto fuera de su ciudad.  

A PALACIOS LE COSTÓ ADAPTARSE PARA JUGAR EN CLUBES DE LA ALTURA

La ciudad de Ambato lo esperaba porque Mushuc Runa le abrió las puertas. Los 2500 metros de altitud sobre el mar hicieron que Palacios anduviera con la lengua afuera en los primeros entrenamientos: "Fue una pretemporada muy dura. Casi me muero porque sentía que el corazón se me salía. Sentí mucho el cambio de pasar de la Costa a la Sierra", declaró.  En el "ponchito" anotó nueve goles en 27 partidos. 

Desde este año milita en el Aucas y acumula dos conquistas. Palacios sabe que la competencia por un lugar en el equipo es difícil. El club, en la segunda etapa de la LigaPro, se ubica en la segunda posición y pelea por llegar a la final contra Liga de Quito. Por eso el atacante no quiere desaprovechar ni un segundo cuando está en cancha. Se encuentra tranquilo en Quito y luchando por sus objetivos personales. 

jorge palacios ávila y su familia
Jorge Palacios junto a su esposa y su hijo.

Jorge tiene un hijo de tres años y está casado. El futbolista de 27 años es una persona tranquila y enfocada en sus metas. Tiene claro que con esfuerzo y mucho trabajo se cumplirá lo que quiere.

Post a Comment

0 Comments